miércoles, 30 de marzo de 2011

Nostalgia de Francisco

Juan Pablo II en La Verna

Oh, san Francisco, estigmatizado de la Verna, el mundo tiene nostalgia de ti, cual icono de Jesús crucificado. Necesita tu corazón abierto a Dios y al hombre, tus pies descalzos y heridos, tus manos traspasadas e implorantes. Tiene nostalgia de tu voz débil, pero fuerte, por el poder del Evangelio. Ayuda, Francisco, a los hombres de hoy a reconocer el mal del pecado y a buscar la purificación en la penitencia. Ayúdalos a liberarse de las mismas estructuras de pecado que oprimen a la sociedad de hoy. Reaviva en la conciencia de los gobernantes la urgencia de la paz en las Naciones y entre los Pueblos. Infunde en los jóvenes tu frescura de vida, capaz de oponerse a las insidias de las múltiples culturas de muerte. A las víctimas de cualquier género de malicia, comunica, Francisco, tu gozo de saber perdonar. A todos los crucificados por el sufrimiento, por el hambre y la guerra, ábreles las puertas de la esperanza. Amén. 17 de septiembre de 1993

2 comentarios:

Willy dijo...

Amén!

Oh, Francisco! Haznos intrumentos de tu Paz! Porque es la paz de Padre, la que nuestro Señor vino a traernos!

Gracias hermana querida por esta hermosa oración!

Que la Paz de Francisco viva por siempre en tu corazón!

Pasionaria dijo...

Pazzzz hermano Willy, paz que tanto necesitamos en este mundo. Ayúdanos San Francisco. Buen día